· 

Estudio de las criptomonedas

TRABAJO FIN DE MASTER 2018

CURSO ACADÉMICO: 2017 /2018

Aurora Buzón García.

Alberto Escala López.
Maria Chamorro Ramis.
Ana Millán Rincón.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS A LOS AUTORES DE ESTE TRABAJO ®

INDICE

 

1.    INTRODUCCIÓN

2.    OBJETIVO DEL ESTUDIO

3.    MINADO

3.1.        ALGORITMOS PARA EL MINADO DE CRIPTOMONEDA

3.1.1.    Prueba de trabajo (Proof of Work)

3.1.2.    Prueba de participación (Proof of Stake)

3.2.        REQUISITOS PARA MINAR CRIPTOMONEDAS

3.2.1.    Monedero virtual

3.2.2.    Software específico

3.2.3.    Hardware específico

3.2.4.    Energía requerida

3.3.        GRUPOS DE MINERIA (MINING POOLS)

3.4.        MINERIA EN LA NUBE (CLOUD MINING)

4.    INDUSTRIA GRAFICA

4.1.        REVOLUCION DE LA INDUSTRIA DE LAS TARJETAS GRÁFICAS

4.2.        ¿ES RENTABLE A PEQUEÑA ESCALA MINAR MONEDAS?

5.    MERCADO DE TRADEO

5.1.        CREACIÓN DE UN MERCADO SECUNDARIO NO LEGITIMO

5.2.        BLOCKCHAIN Y SU PROFUNDIZACIÓN EN LOS TOKEN E ICO’s

6.    ENTORNO LEGAL

6.1.        ¿QUÉ REGULAMOS?

6.2.        ¿COMO REGULAMOS?

6.3.        ¿QUÉ DICEN LOS NOTARIOS?

6.4.        ¿QUÉ DICE LA AGENCIA TRIBUTARIA?

6.5.        ¿QUÉ DICE EL SENADO DE LAS CORTES GENERALES?

6.6.        ¿QUÉ DICE EL BANCO DE ESPAÑA Y LA CNMV?

6.7.        ¿QUÉ TRATAMIENTO LEGAL SE LE DA EN OTROS PAISES?

7.    CONCLUSIONES 

8.    BIBLIOGRAFIA 

1. INTRODUCCIÓN

No podemos negar la evidencia de la evolución que han tenido las monedas a lo largo de la historia. Para comenzar, el dinero facilitó el intercambio comercial, de una manera más segura y expedita que cuando, las transacciones de mercancías se realizaban a través del simple trueque. Debido a los inconvenientes que presentaba el dinero-mercancía, surgió la moneda moderna, bajo el denominado Patrón Oro, llevaba a la moneda a constituirse en un instrumento de depósito de valor, comúnmente aceptado y reconocido por todos los agentes, este fue el sistema monetario internacional durante el siglo XIX. Sin embargo, esta situación duró hasta la primera guerra mundial, con el acuerdo de Bretton Woods donde se establecía que el dólar americano sería la divisa internacional, garantizada por la FED como autoridad que afirmaría el sostenimiento del patrón oro de esa moneda. El patrón oro sobre la divisa americana, se mantuvo hasta 1971, cuando nuevamente producto de una guerra, Estados Unidos optó por emitir millones de dólares para financiar el conflicto, situación que unida al hecho de que esa potencia económica por primera vez en el siglo XX registrara un déficit en su balanza comercial, confinó a los países europeos a sustituir en sus reservas dólares por marcos alemanes y oro. Estas situaciones llevaron a la abolición del tratado de Bretton Woods y a las principales potencias económicas a salirse del sistema del Patrón Oro y optar por el de tipo de cambios fluctuantes.

La capacidad de depósito de valor del papel moneda emitido bajo el monopolio de las Bancas Centrales de los distintos países, ya no dependía justa y exclusivamente de las reservas en metales preciosos del banco emisor, sino primordialmente de la seguridad y solvencia que cada Estado por medio de su política monetaria, fiscal, cambiarÍa y económica en general. Este hecho lleva a que solamente los Estados sean los únicos que pueden emitir dinero y por lo tanto, los particulares no puedan crearlo a su voluntad, lo convierte en un bien escaso. Este instrumento de intercambio, por excelencia, creado, controlado y fiscalizado por los Estados, son las principales razones por las que aparecieron las Criptomonedas.

 

En el caso de las Criptomonedas, al ser descentralizadas y anónimas, esto es, sin la intervención de un Estado soberano en su creación, no hay un responsable que garantice la seguridad y estabilidad de esos activos de concepción tecnológica innovadora y aunque algunas veces muy rentables, son sobretodo un esquema altamente especulativo, sin control estatal y por ende con un mayor nivel de riesgo más elevado para los participantes que con los instrumentos financieros ya conocidos. 

2. Objetivo del estudio

El objeto de este trabajo es desgranar el mundo de las Criptodivisas o Criptomonedas, partiendo de un mercado primario, en el cual se crea la criptomoneda con la actividad de la minería. Además nos adentraremos en el mercado de tarjetas gráficas necesarias para esta acción, analizando el comportamiento de los precios en el mercado. Por otro lado, veremos su incidencia en el mercado secundario. Además de estos tres puntos no podemos obviar el Marco Legal que todo ello supone

3. Minado

La minería es la actividad mediante la cual se emiten nuevas criptomonedas y confirman transacciones en una red Blockchain. Aclarar que Blockchain es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura. Sería como el libro de asientos de contabilidad de una empresa en donde se registran todas las entradas y salidas de dinero; en este caso hablamos de un libro de acontecimientos digitales. Pero además, contribuye con una tremenda novedad: esta transferencia no requiere de un intermediario centralizado que identifique y certifique la información, sino que está distribuida en múltiples nodos independientes entre sí que la registran y la validan sin necesidad de que haya confianza entre ellos. Una vez introducida, la información no puede ser borrada, solo se podrán añadir nuevos registros, y no será legitimada a menos que la mayoría de ellos se pongan de acuerdo para hacerlo.

 

 Cómo realizarla depende del algoritmo que use la red para alcanzar consenso distribuido: Prueba de Trabajo (Proof-of-Work, PoW), Prueba de Participación (Proof-of-Stake, PoS) u otro. La Prueba de Trabajo es el sistema más usado actualmente, puede encontrarse en criptomonedas como Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Monero, Zcash y otras. La Prueba de Participación se consigue generalmente en combinación con PoW en criptomonedas como Decred, Dash o NEM y de forma exclusiva en Stratis o Lisk. 

3.1. ALGORITMOS PARA EL MINADO DE CRIPTOMONEDA

A continuación, se van a desarrollar cada uno de los algoritmos que se pueden utilizar para la minería de criptomonedas:

3.1.1. Prueba de trabajo (Proof of work)

En el sistema de Prueba de Trabajo (PoW), los mineros utilizan computadoras con potentes tarjetas graficas, GRAM, (comerciales o especializados) para resolver acertijos hash que, una vez resueltos, les permiten proponer el siguiente bloque de transacciones a agregar en la cadena de bloques y cobrar la recompensa por ello, valorada en criptomonedas.

Las recompensas por minería se componen de emisión de nuevas monedas más las comisiones por transacciones incluidas en el bloque y varían de acuerdo al sistema monetario de la red en que se trabaje. Por ejemplo, Bitcoin inició con una recompensa de 50 BTC nuevos por bloque cada 10 minutos, aproximadamente. Actualmente la recompensa de esa red se encuentra en 12,5 BTC y se reducirá a la mitad en los años venideros. Lo mismo sucede en Ethereum, donde la red recompensaba a los mineros con 5 ETH inicialmente y actualmente lo hace con 3 ETH.

En la actividad minera se utilizan chips de procesadores de computadora (CPU), tarjetas gráficas (GPU), chips programables (FPGA) y, en algunas blockchains, chips especializados ASIC. El chip a utilizar depende tanto del algoritmo de la criptomoneda como del poder de procesamiento actual de toda la red blockchain, que se traduce en la dificultad de minería, una variable que determina la complejidad del acertijo hash a resolver. 

Exceptuando aquellos casos estrictamente excluyentes por algoritmo, cualquier criptomoneda puede ser minada con cualquier tipo de procesador, por ejemplo, se puede minar Bitcoin con CPU, FPGA o GPU, pero solo el procesador más potente compatible en esa red generará dividendos.

Además del equipo, es necesario utilizar un software que permita interactuar con la red de la criptomoneda para obtener de los nodos los trabajos de los bloques a consolidar y poder enviar las soluciones e intentos que se realicen (pruebas de trabajo).

El software a utilizar varía ampliamente y puede ser tanto de código cerrado como abierto. En mineros ASIC, el software viene pre-instalado y solo puede ser configurado y actualizado. Los mineros en computadora son mucho más versátiles, ya que no solo permiten al dueño instalar la aplicación de minería que desee sino que también posibilitan la instalación de múltiples softwares para minar diversos criptoactivos al mismo tiempo. Este tipo de configuraciones, sin embargo, exigen componentes de alto rendimiento y una buena refrigeración para evitar daños prematuros.

Los mineros, sean computadoras comunes o ASICs, se alimentan con una fuente de poder de generalmente 600 a 2.000 vatios, preferiblemente en conexión bifásica para balancear mejor la carga y aumentar la eficiencia eléctrica. Además requieren de una conexión a internet estable y constante, más no necesariamente de mucho ancho de banda.

3.1.2. Prueba de participación  (Proof of Stake)

La Prueba de Participación (PoS) es un algoritmo de consenso alternativo al PoW en el que los participantes (nodos) envían una transacción especial que bloquea sus fondos por un determinado período de tiempo y les permite entrar en el proceso de creación y validación de bloques. Dependiendo del tipo de algoritmo, la red define aleatoriamente el participante que puede proponer el siguiente bloque para ser añadido a la cadena o el participante en cada ronda de un proceso más largo de decisión en el que los demás participantes de la red votan por el bloque que consideran debe ser añadido y el ganador es finalmente agregado a la cadena de bloques, alcanzando así el consenso.

Ejemplo del uso de este algoritmo se encuentra en la criptomoneda Decred. En ésta, los participantes bloquean fondos en DCR a cambio de un ticket que les permite emitir un voto. Cuando el ticket es seleccionado aleatoriamente por la red para votar, el usuario obtiene una pequeña recompensa más el valor de compra de su ticket. En cada bloque, cinco de estos tickets son seleccionados aleatoriamente para votar sobre la validez del bloque recién minado. Si la cartera del ticket elegido en la ronda no se encuentra en línea, el ticket se da como perdido y el usuario no obtiene recompensa; motivo por el cual se usan grupos de participación, de los que hablaremos más adelante, similares a los grupos de minería de prueba de trabajo.

Otro ejemplo de prueba de participación se encuentra en Lisk, en el que la cantidad de nodos completos que pueden participar en la creación y validación de bloques, es fija. En este esquema, cualquier usuario puede ser delegado, pero solo participan en la ronda actual aquellos que tienen más votos, que se obtienen de otros usuarios. A diferencia de Decred, en Lisk se puede votar directamente con las criptomonedas que se posean en una cartera, siendo 1 LSK equivalente a 1 voto.

Además de para ganar dinero, la prueba de participación define un modelo de gobernanza para las redes blockchain. Los usuarios que hacen esta actividad tienen la posibilidad de votar por los cambios sugeridos a ser añadidos al protocolo, pudiendo así priorizar aquellos que impacten directamente en mejorar el desempeño de la red.

 

La primera criptomoneda en utilizar este algoritmo es Peercoin, que utiliza un híbrido entre PoW y PoS. Otras criptomonedas son: Decred, Lisk, Qubits, Novacoin, Diamond, Nxt y muchas otras. Además, Ethereum planea realizar un cambio de PoW a PoS en el futuro. 

3.2. Requisitos para minar criptomoneda

Para minar criptomonedas se necesita una serie de herramientas que se detallaran en los siguientes apartados. 

3.2.1. Monedero virtual

Se necesitará  una cartera qué nos permita depositar las monedas virtuales que vayamos descubriendo. Es un monedero digital utilizado para almacenar, enviar y recibir moneda digital. La mayoría de las criptomonedas tienen una billetera oficial o un par de monederos de terceros oficialmente recomendados. Con el fin de utilizar cualquier criptomoneda hay que necesariamente utilizar un monedero de criptomoneda.

Los monederos guardan las claves privadas necesarias para acceder a una dirección de alguna de las criptomonedas. Existen diferentes tipos de monederos de criptomonedas:

-    El monedero online es un monedero que está en línea en la web. Los datos se encuentran alojados en un servidor real o virtual. Para su funcionamiento hay que ingresar la dirección pública para que en un periodo corto se reenvíe. Los monederos online tiene cierto grado de seguridad, algunos más que otros, pero siempre se corre el riesgo, al ser manejados por terceros, de perder los ahorros.

-       El monedero de software para pc es un monedero instalado en el ordenador controlado por sí misma. La descarga de la cadena de bloques es la principal barrera para el uso de un monedero de software (aunque se descarga solo una vez). El tamaño del archivo de bajada actualmente se encuentra en 18GB y está creciendo continuamente, en la medida que se vaya minando. Este tipo de monederos ofrece el control del usuario, claro que si se llegan a perder las claves no hay forma de recuperar lo guardado. Por eso, con este tipo de monederos, lo conveniente es tener un respaldo de los archivos.

-       El monedero de hardware funciona como un monedero almacenado a un USB, como una forma de mantener de forma segura un seguimiento de varias carteras de papel. Algunas de las más conocidas son: Ledger Nano S, Trezor, Keep Key.

-       El monedero de papel es lo más parecido que tienen las criptomonedas a una forma física. Las claves privadas y públicas se pueden imprimir o incluso por escrito, y siempre que se borren los datos del ordenador que almacena esa información, nadie puede llegar a ella. La ventaja de los monederos de papel es que se almacenan como una pieza física de papel, sacándolo del mundo digital.

Esto hace que sean esencialmente inalcanzable para el despilfarro hasta que son llevados de nuevo en línea, pero es la forma más segura de almacenar criptomonedas a largo plazo. 

3.2.2. Software específico

Es necesario un software qué permita el minado de criptomonedas, los más comunes suelen ser BitcoinMiner, CGMiner o GuiMiner. CGMiner por ejemplo, es un programa minero escrito en C y de código abierto, es esencial para minar. Está optimizado para el mínimo consumo de la cpu y el mínimo gasto de electricidad. GUIMiner es una interfaz gráfica para el minado de Bitcoin, únicamente, que ofrece una forma conveniente de gestionar los equipos de minado de Bitcoin desde una interfaz gráfica. Es compatible con las GPUs de AMD y NVIDIA, así como con el minado con CPU. Puede elegir entre el minado agrupado y el minado individual, el software incluye una lista de pools de minado entre las que podrá elegir. 

3.2.3. Hardware específico

Cabe destacar qué además de los mineros de a pie, como podríamos ser nosotros, también hay quienes se dedican a esto a nivel profesional, que cuentan con hardware específico (ASICs). 

Los equipos de minado ASIC, Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas, son un circuito integrado hecho a la medida para un uso en particular, para resolver bloques de Bitcoin. Estos dispositivos pueden ser costosos y difíciles de comprar. En la mayoría de los casos, es conveniente comprar una fuente de alimentación de buena calidad para garantizar la máxima eficacia.

La principal consideración al comprar un dispositivo ASIC debería ser la rapidez con la que se pueda observar el retorno de la inversión original. Esto está determinado por la potencia de hash del dispositivo, es decir, la cantidad de BTC que puede generar diariamente, menos los costes de electricidad, las tarifas de la agrupación minera y la dificultad actual de la minería. Además, hay que tener en cuenta que los mineros de ASIC’s suelen ser bastante ruidosos, de hecho el nivel de ruido que generan es similar al de una aspiradora, por lo que no son aptos para uso residencial.

Los mejores equipos de minado ASIC, son Bitmain Antminer S9, Bitmain Antminer T9, AvalonMiner 821 o WhatsMiner M3. 

Señalar que en los últimos meses el mercado de los equipos de minería Bitcoin ha estado dominado por la empresa Bitmain y sus poderosos ASICs Antminer S9 y Antminer T9.

Además añadir que muchas blockchains con algoritmos nuevos buscan evitar que se creen mineros ASIC para fomentar la descentralización, lo que hace que los potenciales trabajadores deban buscar la mejor configuración de computadora para ser competitivos en la obtención de criptomonedas.

Estos hardware se construyen pieza por pieza, intentando encontrar la mejor relación entre bajo coste y alta cantidad de trabajo. 

Comencemos con las tarjetas madre. En este caso se buscan aquellas que permitan conectar la mayor cantidad de tarjetas gráficas simultáneamente, sin necesidad de utilizar equipamiento extra. Por ello se utilizan las que tienen cinco o más puertos PCI-E. Seguidamente se debe adquirir un procesador que encaje en la tarjeta madre adquirida, buscando que tenga el puerto de conexión compatible. A continuación, se necesita adquirir una tarjeta RAM de al menos 4 GB para soportar la minería de criptomonedas intensivas en RAM, además de asegurar un rápido funcionamiento del sistema.

El siguiente componente es el disco, que puede ser de poco espacio en disco duro o de estado sólido. También pueden usarse discos de mucho espacio para realizar minería simultánea de criptomonedas para almacenamiento descentralizado.

Los componentes que realizan la mayor parte del trabajo son las tarjetas gráficas (GPU). Se busca que estos elementos sean lo más potentes posible, por lo que éstos se llevan gran parte de la inversión. Para conectar las tarjetas gráficas a los puertos PCI-E de la tarjeta madre, en búsqueda de optimizar el espacio, facilitar la organización y mejorar la refrigeración, se utilizan cables elevadores (risers), preferiblemente USB; uno por tarjeta

3.2.4. Energía requerida

Por último, se necesita una fuente de poder que pueda soportar la corriente requerida por los componentes de la computadora; en especial por las tarjetas gráficas, que representan más del 75% de la electricidad consumida. Entonces, con consumos por tarjeta gráfica varían de 130W a 300W según el modelo, una computadora con cinco GPUs requeriría una fuente de poder de al menos 1000W.

No olvidar que el sistema de refrigeración del lugar también debe ser adecuado. Los equipos de minería generan calor, lo que ocasiona el recalentamiento de las tarjetas gráficas que terminan apagándose o, en el peor de los casos, quemándose. Esto puede evitarse con la colocación de ventiladores y extractores o con la instalación de aires acondicionados, buscando la optimización del flujo de aire. En este caso, la mejor decisión para el sistema de refrigeración dependerá en gran medida del espacio y la posición de los mineros respecto a las fuentes de enfriamiento.

3.3. Grupos de minería (Mining pools)

Los grupos son una forma en que los mineros, sean en prueba de trabajo o participación, trabajen juntos para aumentar la eficiencia y conveniencia, mientras dividen las recompensas. En el caso de la prueba de trabajo, los mineros juntan sus recursos y comparten su poder de cómputo mientras reparten la recompensa en función a la cantidad de trabajo con la que contribuyeron en la generación de un bloque; en el de la prueba de participación, los participantes delegan su poder de decisión a otro que corra un nodo completo y así evitan hacerlo ellos y perder recompensas.

La minería en grupos se inició por primera vez cuando la dificultad de minado en la red Bitcoin aumentó hasta el punto en el que podría tomar años para los mineros más lentos generar un bloque. La solución de los mineros a este problema fue agrupar sus recursos para que pudieran generar bloques más rápido y por lo tanto recibir una porción del bloque de recompensa Bitcoin sobre una base constante, en lugar de al azar una vez cada pocos años.

El grupo de minería trabaja en conjunto para conseguir el mismo bloque, utilizando como recipiente de la recompensa la dirección de criptomonedas del gerente u operador del grupo (un nodo completo).

 

El gerente se encarga de publicar los bloques a trabajar y luego de repartir las ganancias por bloque conseguido (comisiones incluidas) a los miembros, basado en la cantidad de trabajo que realizó cada uno, el cual es proporcional al poder de procesamiento que cada miembro controle. Por realizar este trabajo el operador del grupo se queda con un porcentaje de las ganancias, denominado cuota de grupo (pool fee). La cuota de grupo ronda comúnmente de 0-4% de las ganancias por bloque. El operador del grupo de minería puede utilizar distintos algoritmos para contabilizar el pago a sus trabajadores. Los más comunes son Pay-per-share (PPS) y Pay-per-last-N-shares (PPLNS). En el primero los mineros reciben un pago fijo por cada intento válido o solución que realizan, sin importar que el siguiente bloque haya sido o no conseguido por el grupo de minería; mientras que en el segundo los mineros obtienen un pago basado en los últimos  intentos válidos que realicen hasta conseguir un bloque, siendo  un número definido por el operador del grupo de minería. PPS es uno de los algoritmos que proporciona pagos más uniformes a los mineros, transfiriendo todo el riesgo al operador del grupo. Por el contrario, los pagos bajo PPLNS pueden variar drásticamente y dependen tanto de la fidelidad del minero al pool, como de la suerte general del grupo para conseguir bloques.

Para elegir un grupo de minería de criptomonedas es importante tomar en cuenta que: se paguen completas las recompensas por bloque, que el pool tenga una participación de mercado relevante y una cuota cercana a cero, que el tiempo en línea del pool sea cercano al 100% y la modalidad de pago sea del agrado del usuario.

Slushpool, el primer grupo de minería, fue lanzado el 27 de noviembre de 2010. Desde entonces se ha vuelto una práctica habitual la minería en grupos, predominando casi absolutamente sobre la minería en solitario. También, se ha extendido a la minería de muchas de las criptomonedas más conocidas: Bitcoin, Litecoin, Dash y Ethereum, entre otras.

Ventajas

Reducen la incertidumbre de minar un bloque y con ello, el riesgo económico; permiten a los mineros pequeños participar rentablemente y mantienen el software de validación de los mineros actualizado.

 Desventajas

Fomentan la centralización de la red, desmotivan a los mineros a correr nodos completos y hacen más engorroso (en algunos casos imposibilita) ejercer la voluntad de voto de los mineros ante cambios en la red.

3.4. Minería en la nube (Cloud mining)

La minería de nube (cloud mining) o hashing de nube permite a los usuarios comprar capacidad de minado de hardware en centros de datos remotos, por un tiempo preestablecido acordado. Realmente, es un alquiler o arrendamiento de capacidad de cómputo que evita la adquisición de hardware y software de minado, consumo eléctrico y de ancho de banda, entre otros requerimientos de poseer un centro de minado.

Ventajas

No tener que lidiar con los inconvenientes que los equipos de minado generan: calor y ruido excesivo, instalación de sistemas de ventilación, consumo eléctrico, compra y reparación de equipos, etc.

Desventajas

Las altas probabilidades de fraude al no poder verificar la existencia u operación del centro de datos y menor rentabilidad por el costo del servicio de minado; además, los contratos de minería en la nube contemplan el cese de operaciones o de pagos si el precio de la criptomoneda es demasiado bajo para cubre los costos de operación, entre otros.

En la actualidad, existen compañías que ofrecen servicios de minería en la nube para varias de las criptomonedas más conocidas: Bitcoin, Litecoin, Dash y Ethereum, entre otras.

CEXio, la primera compañía de minería en la nube, se estableció en octubre del 2013. Actualmente existen muchas otras, siendo la más famosa Genesis Mining.

 

Debido al alto grado de confianza que debe haber entre quien contrata el servicio y quien lo ofrece, este sistema se ha prestado para realizar múltiples estafas a lo largo de los años, por lo que se debe ser cauteloso a la hora de invertir en minería en la nube.

4. Industria gráfica

4.1. Revolución de la industria de las tarjetas gráficas

Desde 2017 la industria de las tarjetas gráficas de gama alta ha sido gravemente afectada debido a su alta demanda en el mercado, de forma que las empresas del sector gráfico se han aprovechado para subir el precio de venta al público. La elevada demanda afecta incluso al precio de mercado de las tarjetas gráficas de segunda mano, que llega a ser el doble debido a que no hay stock de tarjetas gráficas de gama alta y se puede poner el precio que los empresarios deseen.

Este incremento en la demanda de las tarjetas gráficas de gama alta es consecuencia de que las criptomonedas están cobrando cada vez más protagonismo.

Para poder entender qué relación existe entre las criptomonedas y el sector gráfico, se ha tenido que comprender bien cómo funciona la industria minera. Recapitulando: hay dos maneras de obtener criptomonedas: generando nuevas unidades de criptomonedas (minar) o transferir dinero real a un monedero virtual en el mercado secundario (comprar).

Como se ha mencionado en el capítulo anterior, el minado de monedas es una resolución de complejos algoritmos matemáticos sobre los que se apoyan esas monedas digitales para funcionar. La recompensa que recibe el usuario es una cantidad determinada de la moneda que se esté minando. Dicha cantidad depende de la potencia del equipo de minado para resolver algoritmos, lo que significa que a mayor potencia (mejor tarjeta gráfica), más monedas se generarán en menos tiempo.  Por lo tanto, para llevar a cabo la minería de las criptomonedas se utiliza tarjetas gráficas de alta potencia, de gama media – alta.

Aunque en un principio las tarjetas gráficas no se habían desarrollado para esta actividad, los usuarios, poco a poco, descubrieron que estos chips externos eran muy útiles para el proceso de minado, y por ello y por el incremento del valor de algunas criptomonedas en el mercado como Bitcoin o Ethereum, se dio un boom en la compra de estas tarjetas. En consecuencia, la mayoría de las tarjetas gráficas de gama media y gama alta están agotadas o presentan precios que llegan en algunos casos a triplicarlos. 

En este estudio se pretende analizar cómo ha evolucionado los precios de las tarjetas gráficas en función de la demanda, clasificándolos por gama media o alta.

Dado que con frecuencia salen al mercado nuevos modelos de GPUs y que no hay muchas fuentes que nos proporcionen esa información, es imposible analizar la evolución de los precios en un largo horizonte temporal. Por lo tanto, este trabajo va a basarse en los precios de las bases de datos de Amazon, que es la fuente que mayor información nos proporciona de estos productos. En el mercado competitivo hay una gran variedad de marcas de tarjetas gráficas, pero en este estudio se va a analizar aquellas más utilizadas para la minería, por lo que se va a trabajar con las marcas AMD y NVIDIA.

Se han tomado los precios establecidos por Amazon desde el lanzamiento del producto hasta el 1 de mayo del 2018, por lo que el intervalo de tiempo puede variar según el producto.

 

Los siguientes gráficos 4.1.1, 4.1.2, 4.1.3 y 4.1.4 representan los precios de distintos modelos de tarjetas gráficas, clasificándolos por gama media o gama alta según su precio. 

Gráfico 4.1.1 La evolución del precio de AMD Radeon RX 560 2 GB (Gama media)
Gráfico 4.1.1 La evolución del precio de AMD Radeon RX 560 2 GB (Gama media)

Este gráfico representa el precio de la tarjeta gráfica desde julio de 2017 a mayo de 2018. Se observa que el precio de esta AMD es muy volátil, llegando a pasar de 112.36€ el 21 de noviembre del 2017 a 171.14€ el 10 de abril; es decir, 58.78€ de diferencia en 4 meses y 20 días. Dada la alta demanda de estos bienes, puede ocurrir que haya ocasiones en las que no haya en el almacén más productos como en el mes de marzo. Es este caso, se establece el precio de mercado del producto.

Gráfico 4.1.2 La evolución del precio de NVIDIA GeForce GTX 1050, 2 GB (Gama media)
Gráfico 4.1.2 La evolución del precio de NVIDIA GeForce GTX 1050, 2 GB (Gama media)

Los precios de las NVIDIA también fluctúan en el tiempo, pero con una volatilidad menor y una tendencia constante en torno a la media (137€ aproximadamente). Sus valores en Amazon oscilan desde los 140.13€ el 1 de febrero a 132.40€ el 2 de abril. Al igual que en el caso anterior, hay periodos en los que no hay tarjetas gráficas disponibles al consumidor, y la alta demanda provoca que el precio de mercado se dispare hasta 160.44€.

De estos dos gráficos se puede concluir varios puntos: son tarjetas gráficas de gama media utilizados para el minado de ordenadores domésticos para en una gran parte el minado de criptomonedas; su precio oscila entre los 140 – 150€ aproximadamente; y dada la alta demanda y la alta volatilidad de los precios, en los momentos donde se agota el producto su precio se dispara considerablemente.

A continuación, se va a analizar la evolución de los precios para las tarjetas gráficas de gama alta de las marcas AMD y NVIDIA

Gráfico 4.1.3 La evolución del precio de NVIDIA GeForce GTX1080TI-11G, (gama alta)
Gráfico 4.1.3 La evolución del precio de NVIDIA GeForce GTX1080TI-11G, (gama alta)

La tarjeta gráfica GTX 1080 ti es el producto estrella de NVIDIA en la actualidad, dada tu extrema potencia.  El horizonte temporal de la evolución de los precios de esta tarjeta gráfica es 1 año, desde el 1 de mayo de 2017 hasta el 1 de mayo de 2018. En comparación con la tarjeta gráfica GTX 1050 anterior de gama media, esta tiene una mayor inestabilidad en precios.

Desde mayo 2017 hasta enero 2018 el precio tiene una tendencia bajista, pasando de 1.161€ a 779€ respectivamente. A partir de febrero, Amazon tiene el producto agotado y se observa como en ese periodo su precio de mercado puede elevarse hasta 1.578.18€.

 

Son las más utilizadas para las granjas de minados de criptomonedas. Si hay una granja con 100 GTX 1080, son bastantes tarjetas que no llegan a su destino y, por tanto, la demanda aumenta, el precio sube y hay escasez de estos componentes. 

Gráfico 4.1.4 La evolución del precio de AMD Radeon RX Vega 56, 8 GB, (gama alta)
Gráfico 4.1.4 La evolución del precio de AMD Radeon RX Vega 56, 8 GB, (gama alta)

Al igual que la GTX 1080 ti, la RX Vega 56 tiene una alta potencia y también es utilizado en granjas para minar criptomonedas, aunque es menos demandada.

La tarjeta gráfica Radeon RX Vega 56 solo está disponible a partir del 1 de abril por Amazon. Los meses antes los consumidores tenían que comprarlo a otros proveedores a un precio mucho más alto. Estaban dispuestos a pagar por el 1.209.36€, un precio mucho mayor que los 665.59€ que se pagaba a 1 de mayo.

En resumen, los gráficos 4.3 y 4.4 demuestran que las tarjetas gráficas de gama alta tienen una volatilidad mayor en el precio, casi con una diferencia de 400€ en el primero caso (precio Amazon). Además, la alta demanda provoca que haya determinados meses que el producto esté agotado y que su precio se dispare, casi duplicando su precio.

 

Esta volatilidad no se da otros productos de Amazon, y por lo tanto, se concluye que es consecuencia en una gran parte del sector del minado de criptomonedas.

4.2. ¿Es rentable a pequeña escala minar monedas?

Desde hace años, el caso de las criptomonedas ha generado mucho interés como oportunidad de inversión. Normalmente a ese interés le ha acompañado un mito: minando se puede conseguir mucho dinero sin esfuerzo. En este punto se va a comprobar si realmente esta afirmación es cierta o no, especialmente a pequeña escala.

Para minar se puede usar un ordenador doméstico, aunque como hemos comentado en el punto anterior, la potencia lograda aumentará a medida que añadamos tarjetas gráficas potentes o directamente placas diseñadas para minar. Para calcular costes y rentabilidad de minado se tiene en cuenta varios aspectos:

• Precio de la electricidad.

• Precio de los componentes que compremos para minar.

• Duración de esos componentes antes de que se queden obsoletos.

• Precio de mercado una vez se queden obsoletos.

• Hash rate que se pueda conseguir con esos componentes. Es decir, la potencia necesaria para el minado.

• El valor monetario de la criptomoneda en cuestión.

A finales de la década pasada comenzó el minado a nivel particular, con ordenadores domésticos. Pronto, muchos empezaron a invertir en comprar más y mejores tarjetas gráficas hasta contar con varias placas y GPUs destinadas a esta actividad, subiendo con ello la dificultad del minado.

Esa dificultad viene dada por el hash rate. Hay que recordar que el hash rate es la cantidad de hash que podemos calcular por segundo. Un hash es un número obtenido a partir de otro número inicial realizando cálculos. El primero que consigue un hash que cumple unos requisitos se lleva la recompensa. Si el tiempo que tarda en encontrarse es inferior al establecido, la dificultad sube automáticamente. Y al revés, si lleva más tiempo del estipulado, la dificultad baja.

 

Como el minado consiste en la introducción de números aleatorios para realizar esos cálculos, a mayor número de cálculos por segundo, más probabilidad tendremos de acertar, y, por lo tanto, de llevarnos la recompensa. Por eso los recursos cada vez mayores destinados a la minería hicieron que se disparara el hash rate.

La era de las GPUs duró hasta 2013, cuando comenzaron a usarse ASIC "circuito integrado para aplicaciones específicas” hechos a medida para el minado de bitcoins, y además pasó de ser una actividad doméstica a una industrial, con enormes granjas de minado. Estos chips son mucho más eficientes para la minería y maximizan el retorno. También consumen mucha más electricidad y requieren mayor refrigeración que las tarjetas gráficas, así que las granjas se situaron en lugares con energía muy barata, como China (el rey) y Singapur, o muy fríos y cercanos a plantas hidroeléctricas, como Islandia.

Gráfico 4.2.1 Evolución de la generación de hash rate por segundo. Bitcoin
Gráfico 4.2.1 Evolución de la generación de hash rate por segundo. Bitcoin

Como la minería consiste en competir por encontrar hash, lo cual obliga al resto de mineros a buscar uno nuevo, minar bitcoins desde un ordenador doméstico compitiendo con las granjas chinas no es rentable. Un ordenador doméstico quizás necesite miles o millones de años en encontrar un bloque si tiene que competir con las mencionadas granjas. Otra opción para la minería doméstica es que estas personas se sumen a una mining pool.

Recapitulando, una mining pool es una de las redes de mineros en las que cada uno aporta la potencia de su ordenador para un trabajo colectivo. Sumando la potencia de todos los miembros se consigue una capacidad digna de, al menos, intentarlo. El reparto de ingresos obtenidos con esta fórmula no se hace de forma proporcional entre cada miembro, sino de forma proporcional a la potencia que cada uno ha proporcionado. Pero, aun así, tampoco es rentable.

 

Para una mejor comprensión, se va a tratar el siguiente ejemplo: El valor del bitcoin en agosto de 2017 está sobre los 0,000044 dólares aproximadamente a cambio de minar durante treinta y tres horas seguidas con un MacBook Pro de 2014. Un MacBook Pro puede llegar a consumir a pleno rendimiento, llegando a un caso extremo, 60 vatios por hora, lo cual supone unos 525,6 kW anuales. A precio español, 52,56 euros (61,32 $) es su coste energético anual. Con un nivel de retorno idéntico durante todo un año, se obtendrían 0,0000026545428 bitcoins, es decir, 0,01167999999635 dólares. Algo menos de un céntimo de euro. Sin contar con el coste del MacBook Pro, el gasto energético sería más de 2.500 veces superior al beneficio obtenido. Gráficamente se obtiene.

Gráfico 4.2.2. Proyección del gasto de electricidad e ingresos por minar bitcoin en una Mining pool
Gráfico 4.2.2. Proyección del gasto de electricidad e ingresos por minar bitcoin en una Mining pool

Otro ejemplo de esto es calcular el precio de la electricidad para un ordenador de sobremesa, en promedio. Un ordenador encendido durante las 24 horas del día, en términos aproximados, consume unos 50 vatios/h. Si le sumamos el consumo de la  pantalla hay que añadir unos 19 vatios/h cuando está encendida y unos 0,15 vatios/h cuando está en standby. Para una CPU siempre en marcha y una pantalla encendida durante ocho horas diarias - el resto en standby-, las cuentas semanales pasando los vatios a kWh son:

  • CPU: 24 x 7 x 50 / 1000 = 8,4 kWh.
  • Pantalla: 8 x 7 x 19 / 1000 = 2,584 kWh encendida

                                   16 x 7 x 0,15 / 1000 = 0,0168 kWh en reposo.

En total, 11,0008 kWh aproximadamente. Con el precio de la electricidad actualmente en torno a los 0,10 € por KwH -tirando por lo bajo, ya que además se depende de la tarifa de cada uno y si cuenta con horas-valle-, se quedaría en 1,10008 euros de consumo energético a cambio de los 0,0078 euros que obtendríamos a cambio. Este es un cálculo rápido y genérico para un ordenador estándar, sin tarjetas gráficas de alta gama dedicadas al minado.

Por lo tanto, el minado con ordenadores domésticos, incluso sumándonos a una pool, tampoco es buena idea. Es cierto que se obtienen ciertos ingresos con ordenadores domésticos, pero son muy bajos y ni siquiera cubren el gasto eléctrico. Al menos si lo que buscamos es rentabilidad.

Como idea principal se puede decir que con el uso de un ordenador domestico sin una tarjeta gráfica específica para el minado de criptomonedas no es rentable económicamente (en este caso bitcoins). Si se utilizan tarjetas gráficas específicas, sería útil hacer un análisis para ver cuales de ellas con más eficientes en función al coste y al beneficio que generen. Para ello, se presenta una tabla donde se analizan estos factores (véase Anexo Tablas 4.2.1 y 4.2.2.).

Es importante remarcar que los datos de esta tabla hacen referencia a la dificultad de minado actual la cual se va incrementando con el paso del tiempo. Así que los datos de recuperación de la inversión y beneficio diario irán cambiando a lo largo del tiempo, pero a peor. 

A cada semana que pase será más complicado minar, y por lo tanto el beneficio será menor. También hay que indicar que el valor está calculado con el precio de Bitcoin a unos 10.000 dólares. Por otro lado, los cambios de valor del bitcoin: si aumenta, podremos ver compensado en parte este aumento de la dificultad. 

Así, aunque obtengamos menos bitcoins de recompensa, éstos valdrán más dinero en dólares o euros. En cambio, si el valor baja, los beneficios serán menores de lo que iban a ser, y a eso hay que añadir el asunto del aumento de la dificultad. Cada vez menos ingresos.

La clave está en que si solo se piensa en rentabilidad, sigue siendo mejor idea comprar que minar. La minería puede cumplir otras funciones, como saciar la curiosidad o servir de aprendizaje. En términos de retorno de la inversión, la recomendación es comprar.

Además, su consumo energético en relación con los ingresos es muy elevado, y los días que se necesita para recuperar la inversión pasa del año en la mayoría de los casos. Por lo tanto, para comprar una tarjeta gráfica hay que tener en cuenta, según su potencia, el beneficio diario y cuanto se va a tardar en recuperar la inversión. En el siguiente gráfico se representan las placas más eficientes para el minado.

Gráfico 4.2.3. Proyección del gasto de electricidad e ingresos por minar bitcoin en una Mining pool
Gráfico 4.2.3. Proyección del gasto de electricidad e ingresos por minar bitcoin en una Mining pool

Todos estos resultados obtenidos en este estudio son consecuencia de la dificultad de minado actual la cual se va incrementando con el paso del tiempo. La clave está en que, si solo se piensa en rentabilidad, sigue siendo mejor idea comprar que minar.

5. Mercado de tradeo

Para hacer frente a la crisis económica surgida en 2008, que como consecuencia tuvo una devaluación del dinero de muchos inversores, surgieron las monedas digitales, que a pesar de las fluctuaciones que tenían los mercados tradicionales, estas mantenían su valor fuera de la mano interventora de los organismos oficiales era y son un gran atractivo para el especulador.

La criptomoneda más conocida como ya se ha mencionado es el Bitcoin, este es capaz de sustituir letras de crédito bancario sin la necesidad de pasar por una entidad financiera y pagar las comisiones correspondientes. La tecnología que utiliza el Bitcoin permite conocer la solvencia de la compra, así como la calidad del producto que se vende sin la necesidad de pagar a un intermediario. Otra ventaja, es que al estar alejado del Estado y de entidades bancarias, asegura la inversión dejando el control pleno en los usuarios.

Las criptomonedas pasaron de ser un elemento secundario en las transacciones financieras a ser las protagónicas de este mercado de tradeo.

5.1. Creación de un mercado secundario no legítimo

Ya se ha comentado la manera de crear las criptomonedas a través del minado de las mismas y como poder acceder a ellas mediante la compra de manera sencilla con una tarjeta de crédito o una transferencia bancaria. De esta manera accedemos a monedas como Bitcoin, Ethereum o Litecoin

Pero se ha de tener en cuenta que existe un mercado mucho más volátil donde se puede comprar y vender monedas no tan estandarizadas como las ya nombradas,  en definitiva un mercado secundario.

Las monedas de este mercado se denominan Altcoins “Alternative coin”, es decir, la alternativa a la moneda principal, el Bitcoin, entre otras encontramos: Ripple, Tron, NEO, Dash, Verge, Monero o IOTA. Se dice que es la alternativa al Bitcoin porque en su base parte de ella, la naturaleza del código abierto del Bitcoin hace que se desarrollen nuevos algoritmos, funcionalidades y oportunidades para especular.

En la gráfica 5.1 podemos ver un listado compuesto por más de 1.500 monedas virtuales

Grafica 5.1. Listado de las criptomonedas existentes en el mercado
Grafica 5.1. Listado de las criptomonedas existentes en el mercado

Se ha tomado de referencia el Bitcoin en el mes de abril de 2018 el valor que se aprecia es de 9.066,83 USD cuando a finales de 2017 era de 20.000 USD, lo que supondría para un inversor una pérdida de 11.000 USD aproximadamente. Este es un hecho que  hace reflexionar y percibir la especulación de manera cuidadosa, pues “el mercado lo mueven el miedo y la avaricia, y nos aprovechamos de ello”.

Para poder acceder a estas monedas se acude a la figura del Exchange, estas son webs donde el usuario puede cambiar una divisa por otra, es decir, son plataformas de intercambio de criptomonedas (Cryptocurrency Exchange) donde se puede comprar, vender o intercambiar criptomonedas por otras monedas digitales o bien, por dinero fiduciario (EUR, USD, etc.) Dependiendo del intercambio operaran como una bolsa de valores o bien como una casa de cambio de divisas. 

Para poder acceder a Altcoins, es necesario el pago en Bitcoin o Ethereum, de manera generalizada, siendo imposible una compra directa en euros o dólares.  

Existen actualmente una gran cantidad de webs donde cambiar divisas, por lo que es importante conocerlas y saber  la reputación del servicio y la seguridad del mismo, que tipo de comisiones cobra a la hora de intercambiar esa divisa, los métodos de pago que utilizan cuando es para Bitcoin o Ethereum (transferencia bancaria, tarjetas, PayPal…)

En este estudio, se ha destaco los cinco Exchange más demandas de este año: 

  • CoinBase. Es la más utilizada, opera en Europa, Estados Unidos, Canadá y Australia. Le precede su buena reputación y su facilidad de uso, aunque tiene métodos de pago limitados. Además de disponer de su propia plataforma podemos operar a través de GDAX que es otra Exchange con gráficos y ordenes avanzadas que permiten operar Ethereum, Bitcoin y Leticoin. 
  • Binance. Con sede en Hong Kong, es uno de los diez servicios más utilizados a nivel mundial y cuenta con más de 140 Altcoins enumeradas en él. Además de funcionar como Exchange tiene su criptomoneda propia, Binance Coin. La sencillez y sus tasas de cambio son sus puntos más fuertes. 
  • Bittrex. Es una plataforma estadounidense, la cual es la que mayores volúmenes de Bitcoin maneja, aunque además trabaja con hasta 190 tipos de criptomonedas. 

Como novedad de esta Exchange, las transacciones son entre usuarios, por lo que estos serán que fijen las tasas que quieren pagar. Bittrex ha declarado su compromiso a seguir con las regulaciones requeridas de los Organismos Gubernamentales de los Estados Unidos, este hecho hace que los operadores se sientas más seguros que operan de manera legal. 

  • Kraken. Conocida por gestionar el mayor intercambio de Bitcoin y liquidecez en EUR, además de operar en USD, CAD, GBP y JPY. Kraken permite comprar y vender Bitcoin, Ethereum, Monero, etc. Otros factores a su favor, es la reputación, seguridad y el coste de las tasas es más bajo que el otros Exchange, así como tipos avanzados de órdenes, como stop-loss.
  • HitBTC. Este Exchange con sede en Londes ofrece más de 150 pares de negociación, incluidos Tokens e ICOs que explicaremos más adelante. HitBTC tiene tarifas bajas y no requiere una cuenta para realizar transacciones básicas. Además, tiene un volumen diario de más de 700 millones de USD. 

Se ha de tener en cuenta que existe una desventaja acerca de los Altcoins, estas monedas tienen un ciclo de vida corta o tienen una clara orientación especulativa. Son pocas, las monedas que tienen un respaldo y apoyo de una amplia comunidad. No se ha de pasar por alto que cuando aparecieron un gran número de Exchanges y casas de cambio propiciaron burbujas especulativas, dejando el mercado sin Bitcoins o dinero físico, mientras que otros se enriquecían. 

Para seguir a una mayor profundización de este mercado, en este estudio se ha distinguido tres tipos de intercambios: 

  • Intercambios de criptomonedas “tradicionales”. estos son los intercambios que son como las bolsas de valores tradicionales donde los compradores y vendedores comercian en función del precio de mercado actual de las criptomonedas (con el intercambio jugando el papel de intermediario). Este tipo de plataformas de negociación generalmente toman una tarifa de cada transacción. Algunos de estos tipos de intercambio también permiten a los usuarios convertir moneda fiduciaria en criptomonedas como Bitcoin al precio de mercado.
  • Intercambios de negociación directa. Estas plataformas ofrecen comercio directo entre compradores y vendedores. Los intercambios de negociación directa no usan un precio de mercado fijo. Los vendedores establecen su propio tipo de cambio.
  • Corredores de criptomonedas (Brokers). Estos son intercambios basados en sitios web que operan como las casas de cambio de divisas. Permiten a los clientes comprar y vender criptomonedas a un precio establecido por el intermediario (generalmente al precio de mercado más una prima pequeña). Coinbase es un ejemplo de este tipo de intercambio.

El trading de criptomonedas puede ser extremadamente rentable para profesionales o principiantes. El mercado es nuevo, está muy fragmentado con enormes diferenciales. El arbitraje y el comercio de márgenes están ampliamente disponibles, generando rentabilidades a sus inversores.

Grafico 5.2. Grafica comparativa entre la paridad Bitcoin/Dólar y Dash/Bitcoin
Grafico 5.2. Grafica comparativa entre la paridad Bitcoin/Dólar y Dash/Bitcoin

Se ha realizado una comparativa del comportamiento del Bitcoin frente al USD, una de las principales criptomonedas, y del Dash frente a Bitcoin. Como ya se ha mencionado los Alcoins se pueden comprar con EUR, USD, etc, o bien con Bitcoins o Ethereum. Por eso reflejan esta paridad al dólar y al Bitcoin. 

En primer lugar, lo más significativo que se puede observar es la cotización de ambas monedas, pues Bitcoin de 9.150 USD frente a 0,5105 BTC, un valor poco significativo, da que pensar que esta moneda hace poco que está en el mercado, sin embargo, se detecta que la tendencia de ambas es inversa. 

Ya que mientras que Bitcoin tiene unatendencia bajista, Dash es alcista en pequeñas dimensiones. Lo que se puede deducir a que este sea buen momento para comprar.

Se tiene que tener en cuenta del mercado mencionado, que cualquier especulación o tendencia de los usuarios hace que el mercado fluctué de manera más prominente, pues la bolsa se mueve por las expectativas de los usuarios. 

5.2. Blockchain y su profundización Token e Ico's

Como ya se había comentado anteriormente la tecnología del Blockchain o cadena de bloques es un sistema sobre el que se asientan las monedas virtuales. La creación del Bitcoin impulsó la creación de nuevas criptomonedas, todas ellas con la misma esencial (blockchain), aunque existen otras monedas digitales que no usan la cadena de bloques, como IOTA, esta utiliza la tecnología table. 

La funcionalidad de este sistema es tan peculiar porque consigue cerrar las transacciones que se realizan en un lapso aproximado de 10 minutos. Este proceso termina con una última línea que contiene un número muy largo que sacado de una operación matemática muy compleja, conocida como “prueba de trabajo” 

De esta manera se consigue una barrera de protección frente a hackers, pues requiere mucho tiempo para la solución de este problema matemático. 

Por otra parte tenemos la figura de los Token, en blockchain representan un valor o un activo digital, en definitiva, monedas virtuales. Los token son unidades de valor digital que no podemos considerar dinero fiduciario como tal, pues no existe una autoridad nacional que lo respalde. 

Según William Mougayar (The business blockchain), un token es una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos, al tiempo que facilita la distribución y reparto de beneficios entre todos sus accionistas.

Con estas afirmaciones se ha definido a las criptomonedas como Token, unidades de valor creadas por iniciativas privadas y no son emitidas por bancos centrales ni gobiernos. 

 

Pero se ha de tener en cuenta que este fenómeno puede dar lugar a que en países como Venezuela quieran crear su propia moneda, El Petro, desatando una gran problemática en el Gobierno Venezolano por el potencial de esta criptomoneda sea respaldada por los recursos naturales del país (oro, gas y petróleo).

Otra figura, no menos importante son las ICO, es literalmente, el acrónimo de “Initial Coin Offering”, lo que en español significa moneda de oferta inicial. Se ha definido como un sistema de financiación colectiva o “Crowfunding” donde una compañía quiere desarrollar un proyecto, para ello creo un token y lo pone a circular en el mercado de Exchange. Los token son creados para un proyecto específico que puede ser para blockchain o criptomonedas, los inversores pagan con monedas virtuales. 

Las plataformas para llevar a cabo una ICO pueden ser las de cualquier criptomoneda. las más famosas son Tezos, Filecoin o Bancor.

Muchos economistas han alertado del riesgo para los inversores de estas ICO. Se trata de inversiones que no están apoyadas por un análisis fundamental de la empresa (Balance, Cash Flow, Fondo de comercio, capitalización, PER o EBITDA). El resultado final de las ICO dependerá de muchos factores, ya que la mayoría de son proyectos tecnológicos en su fase inicial. Todavía tienen que demostrar que son modelos de negocio viables con capacidad de generar recursos. Además las ICO escapan de toda regulación, el Banco Popular Chino ya las ha prohibido y la Autoridad Europea de Valores y mercados (ESMA) las tiene en el punto de mira.

6. Entorno legal

Las criptomonedas nacieron con la finalidad de permitir la realización de transacciones económicas o intercambios de bienes (físicos o virtuales) y servicios sin necesidad de intermediarios. Por eso, lo que tienen en común la mayoría de ellas –y las diferencia del dinero tradicional- es que se crean electrónicamente, se sustentan en la red P2P, se apoyan en la tecnología blockchain y se emiten al margen de bancos centrales sin responder al control de ningún país o institución.

Se empezaron a utilizar desde el año 2009 con la aparición del bitcoin, como método alternativo al sistema financiero tradicional, y su existencia ha ido difundiéndose paulatinamente entre la población. Diversas voces han tildado a las criptomonedas de activos opacos, de alta volatilidad y elevado riesgo; y se les ha considerado instrumentos para la comisión de delitos como el blanqueo de capitales, la evasión fiscal y el fraude.

6.1. Qué regular

La regulación legal de las monedas virtuales se encuentra en sus primeras etapas hoy en día (muy pocos países las han regulado, como luego veremos). En España, las Cortes Generales no han aprobado ninguna ley sobre las criptomonedas. En otras palabras, no existe regulación legal de las monedas virtuales en nuestro país.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya ha adoptado una posición. En efecto, a propósito de una cuestión prejudicial de carácter fiscal relacionada con la Directiva del IVA, en la sentencia de fecha 22 de octubre de 2015 (asunto C-264/14), el TJUE decretó que el bitcoin es una “divisa virtual de flujo bidireccional” que se intercambia por divisas tradicionales en las operaciones de cambio de moneda y que “no puede calificarse de bien corporal” porque su única finalidad es la de ser “un medio de pago”. Se indica que se trata de un “medio de pago contractual” directo entre los operadores que la aceptan. Además, se le categoriza como una “divisa no tradicional” distinta a las monedas que son “medios legales de pago” en uno o varios países, y se indica que sus transacciones pueden constituir “operaciones financieras” si han sido aceptadas por las partes como medio alternativo a los medios legales de pago.

 

Dicho Tribunal determinó que el intercambio de divisas tradicionales por unidades de la divisa virtual “bitcoin”, y viceversa, se considera una prestación de servicios exenta del IVA. En resumidas palabras lo que vino a decir el TJUE es que las monedas virtuales pueden ser intercambiadas igual que las divisas convencionales (v.g. euro, dólar, etc.), operaciones que estarán exentas de IVA (v.g. cuando entregas euros y recibes bitcoins no debe pagarse IVA).

El eje central de la postura del TJUE es el carácter de “medio de pago” que asigna a los bitcoins. Según el profesor Luis Javier Cortes que algo sirva como medio de pago significa que “ese algo se acepta a cambio de bienes y servicios” que es lo que pasa con el dinero legal o tradicional (en moneda o papel) que ostenta pleno poder liberatorio.

6.2. Cómo regular

Cuando se habla de dinero, en este estudio se habla necesariamente de los mercados financieros que es donde se producen las transacciones financieras, es decir, las operaciones o los negocios donde el dinero es el objeto mismo de la contratación. En España los mercados financieros constituyen un sector regulado ya que la autonomía privada y la libertad de empresa están sujetas a supervisión administrativa. Por ello, la actividad financiera se ejercita en un marco organizado por normas imperativas cuya violación determina la existencia de infracciones y sanciones administrativas.

Toda regulación legal de los mercados financieros esencialmente busca cuatro cosas:

1. La difusión de información no sólo sobre circunstancias y datos económicos objetivos, sino también subjetivos o relacionados con los sujetos que demandan financiación, con el fin de que los mercados sean suficientemente transparentes.

2. Establecer disposiciones que definan el estatuto y las actividades de las entidades financieras propiamente dichas, o de aquellas otras que, de alguna manera, colaboran o están presentes profesionalmente en los mercados financieros, considerándose su solvencia y correcta actuación.

3. Diseñar las normas que atienden a la regulación de las relaciones que se conciertan entre las partes y, especialmente, a los aspectos técnicos del establecimiento y funcionamiento de los mercados organizados (tales como definición y normalización de los activos contratados, sistemas y garantías de negociación y liquidación) que resulten decisivos para garantizar la seguridad jurídica y la eficiencia económica de las transacciones que en ellos se realizan.

4. Crear entes públicos (Banco de España y Comisión Nacional del Mercado de Valores, en el caso español) encargados de supervisar y controlar el cumplimiento de las normas de los mercados financieros y la actuación de las entidades financieras.

6.3. Visión desde el colegio notarial

Debido a que se habría detectado un incremento en el empleo de bitcoins y otras criptomonedas en la constitución de sociedades y ampliaciones de capital el Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales del Consejo General del Notariado (OCP) ha decidido tomar carta en el asunto.

Las plataformas de compra y venta de “criptomonedas” normalmente no exigen a sus usuarios la identificación a través de un documento oficial de Identidad, lo que hace imposible encontrar en la “blockchain” (la base de datos donde quedan grabadas todas las transacciones de la moneda virtual) a la persona que está detrás de los “movimientos” registrados. Ello convierte al bitcoin en un producto de “inversión de alto riesgo”.

La solución a este problema estaría, según este órgano del notariado, en una modificación de la Directiva europea contra el blanqueo de capitales donde se obligase a las sociedades intermediarias de “criptomonedas” a que desarrollen las medidas de diligencia debida (como exigir la identificación con un documento oficial de identidad) para saber quién compra y quién vende este tipo de activos.

6.4. Visión desde la agencia tributaria

El 23 de enero de 2018 se publicó en el BOE el Plan de Control Tributario y Aduanero de 2018 donde se establecen las directrices generales para reforzar el control sobre los nuevos modelos de negocio por internet y los nuevos modelos de pago como monederos electrónicos.

En dicho Plan se establece que la AEAT vigilará el uso de las criptomonedas como el bitcoin señalándose que “la utilización por el crimen organizado de la internet profunda, o deep web, para el tráfico y comercio de todo tipo de bienes ilícitos, así como el empleo de criptomonedas tipo bitcoin o similar como medios de pago, es uno de los desafíos más exigentes en la actualidad.”

Con el fin de encarar “esta amenaza”, se indica que la AEAT potenciará el uso por las unidades de investigación de las nuevas tecnologías de recopilación y análisis de información en todo tipo de redes, y que estudiará la “incidencia fiscal” de estas nuevas tecnologías, como la “blockchain” y, en especial, las criptomonedas.

Está claro que pese a las dificultadas que rodean a las criptomonedas respecto a la identificación de los propietarios de las mismas, ello no las exime de tener que cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes, distintas según la operación que se realice con ellas. 

Respecto del Impuesto sobre el Patrimonio, la AEAT ha evacuado una consulta vinculante  sobre la obligación de declararlo. La AEAT también se ha pronunciado sobre la obligación de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas asimilando las actividades relacionadas con criptomonedas (como el “minado” de bitcoins) a las propias de los servicios financieros.

6.5. Visión desde las Cortes Generales

El 7 de febrero de 2018 el Senado español aprobó una Moción por la que se insta al Gobierno a valorar la regulación de las criptomonedas para garantizar la seguridad jurídica y evitar fraudes, presentada por el Grupo Parlamentario Popular con fecha 29.01.2018 (corregida el día 30.01.2018 y modificada con fecha 07.02.2018). 

La Moción aprobada menciona los aspectos generales que debería analizar la futura propuesta reguladora. De lo dicho allí más lo mencionado por los senadores que la defendieron públicamente en el debate parlamentario, a continuación menciono los principales aspectos de dicha Moción:

 

1. Las criptomonedas son activos riesgos y difícilmente pueden ser usados como medios de pago: se parte de la premisa que se trata de activos especulativos que no 

deben ofrecerse en el mercado minorista porque suponen un riesgo para el pequeño inversor y para el conjunto de los Estados.

2. Las criptomonedas favorecen la comisión de ciertos delitos: se mencionan el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, la evasión fiscal, y el tráfico de drogas. Se recomienda considerar como entidades sujetas a la regulación de blanqueo de dinero tanto a los proveedores de servicios de cambio de monedas virtuales por monedas fiduciarias como a los prestadores de servicios de custodia de claves o proveedores de monederos virtuales, por lo que deberían estar obligadas a la identificación de sus clientes.

3. Es necesario estudiar los aspectos fiscales de las criptomonedas con el fin de evitar cualquier tipo de evasión: se parte de la premisa que estamos frente a activos anónimos y opacos ya que es difícil conocer al comprador y al vendedor de los mismos, además que se desconoce la identidad de las empresas gestoras, emisoras e inventoras de criptomonedas.

4. Es necesaria una regulación supranacional global para mejorar la seguridad jurídica: se advierte a los usuarios el riesgo de fraude y burbuja de las criptomonedas así como la necesidad de ser prudente en su utilización.

6.6. Visión desde el Banco de España y la CNMV

El 8 de febrero de 2018 el Banco de España y la CNMV publicaron un Comunicado conjunto dirigido a inversores y a usuarios de servicios financieros minoristas, donde advirtieron de cinco riesgos concretos relacionados con la adquisición de criptomonedas y la participación en una ICO.

1. Las criptomonedas no están sujetas a regulación legal ni a supervisión: por ello, la adquisición y el mantenimiento de criptomonedas no se benefician de las garantías y salvaguardias asociadas a los productos financieros regulados.

2. Ley aplicable y el juez competente son comúnmente extranjeros: Dado el carácter transfronterizo de las ICOs (los actores implicados en la emisión, custodia, comercialización de criptomonedas, tales como plataformas de intercambio, emisores 

 

de ICOs, o proveedores de carteras digitales, comúnmente, se encuentran localizados fuera de territorio español). Por tanto, de presentarse en un conflicto, la ley aplicable y el juez competente podrían ser extranjeros.

3. Las inversiones en criptomonedas no están protegidas por un fondo de garantía como sucede con el efectivo bancario o los valores depositados en entidades de crédito y empresas de servicio de inversión. La inversión en criptomonedas es altamente especulativa. Su estrecha dependencia a tecnologías poco consolidadas incrementa los riesgos de fallos operativos y amenazas cibernéticas lo cual puede originar indisponibilidad temporal del sistema o, incluso, pérdida total de las cantidades invertidas.

4. La venta de “criptomonedas” con el fin de obtener efectivo convencional puede resultar difícil debido a la ausencia de mercados equiparables a los mercados organizados de valores sujetos a regulación legal. Además, puede haber falta de transparencia respecto de las comisiones aplicables cuando exista la posibilidad de vender tales activos. Su precio también suele sufrir fuertes oscilaciones sin causa objetiva aparente.

5. El lenguaje utilizado en el entorno de las criptomonedas suele ser muy técnico y poco claro, lo que dificulta conocer la entidad y la naturaleza de los riesgos asumidos con la inversión, la que puede resultar inapropiada para los clientes desde el punto de vista de las necesidades y perfiles de riesgo.

6.7. Tratamiento legal en otros países distintos a España

Alemania se acaba de pronunciar sobre el tratamiento fiscal que debe darse a las criptomonedas. El Ministerio de Finanzas de dicho país en documento de fecha 27 de octubre de 2018 ha reconocido a las criptomonedas como un medio de pago equivalente a una moneda de curso legal. El documento señala que las compras de bienes o servicios con bitcoins y otras criptomonedas no estarán sujetas a impuestos mientras su uso sea como medio de pago. Serán medios de pago en la medida que sean aceptadas por las partes en la transacción como métodos alternativos, contractuales e 

 

inmediatos de pago y se usen sin ningún otro propósito que el de servir como tales. Más detalles aquí.

Fuera de la UE resulta relevante mencionar los casos de Japón y Estados Unidos de América.

Japón se ha convertido en el primer país en reconocer las criptomonedas como medios de pago. La Agencia de Servicios Financieros de Japón anunció en la segunda mitad del año 2017 que está permitido que las personas utilicen bitcoins para pagar por bienes y servicios, además de establecer que las empresas dedicadas a los intercambios de criptomonedas y operadores de remesas deben contar con una licencia especial para ello y estar sujetos a auditorías anuales.

Por su parte, el juez norteamericano Jack Weinstein decretó que las monedas virtuales, como el bitcoin, podían ser reguladas como “commodities” (mercancías, materias primas o productos básicos; bienes y servicios homogéneos) por la que confirma que la Commodity Futures Trading Commission (CFTC) – organismo encargado de regular los mercados de materias primas, futuros y derivados en EE.UU. tendría competencia sobre su supervisión, según informó la agencia Reuters. En relación con un caso de fraude, el citado juez dictaminó que la CFTC tiene, por tanto, legitimación para iniciar la correspondiente acción judicial contra una empresa y su dueño acusados de ofrecer asesoramiento fraudulento a clientes en materia de comercio de bitcoins.

Otros países como es el caso de Rusia, Kirguistán, Islandia, Ecuador, Bolivia, Bangladesh, Vietnam, China y Taiwán han prohibido el uso de todas o algunas criptomonedas, ya sea como medio de pago en cualquier transacción o como mercancía.

7. Conclusiones

Una vez analizado el mercado de las criptomonedas nos atrevemos a decir que los usuarios tienen una mayor propensión a invertir en monedas como, Bitcoin, Ethereum, Ripple, Dash y Litecoin, por la estructura que le precede, pero vemos que pueden llegar a construirse un problema con respecto a su permanencia y credibilidad. 

Nos referimos a este hecho cuando vemos que las criptomonedas presentan un claro comportamiento de burbujas, ya que son altamente especulativas, con un alto nivel de riesgo, son creadas en un mercado secundario altamente volátil y sensible a circunstancias, como sus sistemas de seguridad. En este mercado de burbujas, los primeros inversores alcanzan rentabilidades altísimas, pero quienes entran en las etapas de euforia, estimulados por importantes crecimientos de precios, se enfrentan a abruptos desplomes en su valor, exponiéndose a sufrir cuantiosas pérdidas. Por eso muchos usuarios, exponen que para invertir en criptomonedas debe ser con un capital que no repercuta en exceso en la economía de los inversores. 

Además, no podemos obviar el hecho que su creación es descentralizada y anónima, sin la intervención del Banco Central o de un Estado, esto conlleva a favorecer la evasión fiscal, ser un puente para actos criminales y al lavado de activos provenientes del narcotráfico, corrupción, terrorismo, etc. Lo que daría lugar a las autoridades estadounidenses y otros Estados impedir la conversión de las criptomonedas a dólares u otras divisas o monedas de curso legal.

Por otra parte, es innegable que su precio es clara y altamente especulativo, debido a que su valor no está atado a ningún bien real como ocurre con el mercado de las acciones que, si bien puede ser igualmente volátil y servir en algunos casos al interés de especuladores profesionales, al menos detrás de esos valores esta una empresa real la cual, podrá ser siempre evaluada por el mercado. Otro parte importante son las ICO’s, como mecanismo de recaudo de fondos sustentados en los nuevos blockchain, como ya comentamos no están fundamentadas en un análisis de la empresa, este es otro factor por el cual requiere un estudio de su viabilidad para proteger los recursos de los potenciales inversionistas. 

 

Es muy difícil pronosticar por cuánto tiempo más podrá mantenerse la euforia de los mercados de las monedas virtuales o hasta qué valores podrían llegar sus cotizaciones, pero lo que es innegable es que cada vez más se salen de la lógica económica y la propia racionalidad de los mercados.

En España se observa cierta tendencia a “demonizar” las criptomonedas a tal punto que se recomienda su utilización con cautela. En el resto del mundo encontramos posturas ubicadas en polos opuestos (unos la admiten y otras la prohíben).

En cualquier caso, hay cuestiones sobre las que hasta ahora no se ha dicho nada o se ha dicho poco. La primera cuestión, es que no todas las criptomonedas son iguales: si bien la tecnología subyacente en la mayoría de ellas es muy similar la lógica que está detrás de cada una difiere. Por ejemplo, algunas criptomonedas poseen los rasgos típicos de las monedas tradicionales (ya que sirven como unidad de cuenta o medida con la que se calcula el valor de bienes y servicios, y como valor de cambio, adquisición o medio de pago, todo lo cual las acerca a las monedas nacionales reales); otras criptomonedas pueden “representar” otros derechos también y su valor depende de lo que hagan “otros” (lo que las acerca más a los productos financieros, como los valores mobiliarios y los derivados). El tipo de intervención de las autoridades reguladoras debería ser diferente según uno u otro tipo de criptomonedas: en el primer caso, deberán garantizar que se eviten comportamientos fraudulentos frente a los consumidores, en el segundo caso, deberán intentar evitar el riesgo sistémico del sistema financiero general.

La segunda cuestión es que el valor de las criptomonedas no solo depende del mercado sino también de cuestiones de seguridad. Es importante asegurar la vulnerabilidad de las plataformas donde se comercializan. Y es que como estas monedas existen en el mundo virtual los sitios en los que se comercializan son vulnerables a piratas informáticos, si bien piratear la red del “bitcoin” pueda resultar difícil. Los inversores deben estar informados sobre qué tipo de tecnología blockchain se está utilizando y quién desarrolló el código informático. Además, es esencial que los interesados tengan acceso a la información sobre qué tipo de auditorías cibernéticas se han llevado a cabo antes y durante la emisión de la moneda virtual.

La tercera cuestión es tener claro que el valor del bitcoin proviene de que otra persona quiera aceptarlo. Es decir, si tuvieras un bitcoin y no pudieras venderlo, no valdría nada para ti. Eric Maskin (Premio Nobel de Economía en 2007) por eso ha dicho que “el valor fundamental de un bitcoin es cero”.

La clave en todo caso parece estar en el equilibrio: que las autoridades supervisoras y regulatorias protejan los mercados financieros al tiempo que dejen espacio para la innovación.

8. Bibliografía

Acuña, H. (2017). Estudio sobre Bitcoin y Tecnología Blockchain. (Tesis de postgrado). Centro de Estudios Financieros. Universidad de los Andes. Chile.

Bitcoin y las criptomonedas ¿qué son y cómo funcionan? (8 de Febrero de 2016). En Naranja. Recuperado de: https://www.ennaranja.com/economia-facil/bitcoin-y-las-criptomonedas-que-son-y-como-funcionan/

Cabrera, J.I. (10 de Noviembre de 2017). Blockchain para dummies: por qué todo el mundo dice que es “the next big thing” (infografía). Nobbot. Recuperado de: https://www.nobbot.com/redes/que-es-blockchain/

Cómo crear tu propia moneda virtual. Finanzas Personales. Recuperado de: http://www.finanzaspersonales.co/consumo-inteligente/articulo/como-crear-propia-moneda-virtual/53678

Creación de las criptomonedas ¿Cuáles fueron las razones? (23 de Febrero de 2018). Notitarde. Recuperado de: http://www.notitarde.com/creacion-de-las-criptomonedas/

Criptonoticias. Recuperado de: https://www.criptonoticias.com/

E.B. (12 de Febrero de 2018). ¿Cómo afectan la tecnología blockchain al mercado financiero?. El Boletín. Recuperado de: https://www.elboletin.com/noticia/159254/hoy-en-la-red/como-afectan-la-tecnologia-blockchain-al-mercado-financiero.html

Guía básica de la minería de bitcoins (2018). Tecnología Bitcoin. Recuperado de: http://tecnologiabitcoin.com/mineria/guia-basica-mineria-bitcoins/

Lacort, J. (4 de Septiembre de 2017). Hemos calculado la rentabilidad de minar bitcoins y ethereums en 2018 para romper tus sueños de hacerte rico. Xatala. Recuperado de: https://www.xataka.com/especiales/hemos-calculado-la-rentabilidad-de-minar-bitcoins-y-ethereums-en-2017-para-romper-tus-suenos-de-hacerte-rico

Los 5 mejores exchanges para trading de criptomonedas (2018). Tecnobits. Recuperado de: https://tecnobits.xyz/mejores-exchanges-para-trading-de-criptomonedas-2018/

Maryan, M (31 de Mayo de 2018). Marco Legal: forma de aceptación de las Criptomonedas. Infocoin. Recuperado de: http://infocoin.net/2018/05/31/marco-legal-forma-de-aceptacion-de-las-criptomonedas/

Moncayo, J.A. (12 de Febrero de 2018). Una visión sensata sobre el fenómeno de las criptomonedas. Grandes Medios. Recuperado de: https://www.grandesmedios.com/vision-sensata-sobre-las-criptomonedas/

Pastor, J. (26 de Enero de 2018). La minería de criptodivisas vuelve a hacerlo: las GPUs están por las nubes (sobre todo en EE.UU.). Xatala. Recuperado de: https://www.xataka.com/componentes/la-mineria-de-criptodivisas-vuelve-a-hacerlo-las-gpus-estan-por-las-nubes-sobre-todo-en-ee-uu

Plaza, R. (18 de Enero de 2018). Bitcoin: ¿Activo o moneda? [Mensaje en un blog]. Recuperado de: https://blogs.udima.es/administracion-y-direccion-de-empresas/bitcoin-activo-moneda/

Prueba de Trabajo vs Prueba de Participación (6 de Abril de 2018). Hardwareate. Recuperado de: https://hardwareate.com/prueba-de-trabajo-vs-prueba-de-participacion

¿Qué es la minería de criptomonedas? La moneda digital dispara los precios de las tarjetas gráficas. (16 de Agosto de 2017). Europa Press. Recuperado de: http://www.europapress.es/portaltic/sector/noticia-mineria-criptomonedas-moneda-digital-dispara-precios-tarjetas-graficas-20170816085943.html

¿Qué son las altcoins y qué ofrecen al ecosistema Bitcoin?. Bit2me. Recuperado de: https://blog.bit2me.com/es/que-son-las-altcoins/

Rodríguez, E. (31 de Enero de 2018). Qué es una ICO: la ‘bolsa’ basada en las criptomonedas. El Español. Recuperado de: https://omicrono.elespanol.com/2018/01/que-es-una-ico-criptomonedas/

Samaniego, J.F. (5 de Diciembre de 2017). ¿Nuevo en eso del Bitcoin? Así puedes comprar y vender criptomonedas de forma segura. Nobbot. Recuperado de: https://www.nobbot.com/futuro/comprar-y-vender-criptomonedas/

Token, mucho más que una criptomoneda. La unidad de valor en blockchain. (21 de Enero de 2018). ? [Mensaje en un blog]. Recuperado de: https://nuevofinanciero.com/token-unidad-valor-blockchain/

Van Valkenburgh, P. (Enero de 2016). Framework for Securities Regulation of Cryptocurrencies. Coin Center. Recuperado de: https://coincenter.org/about

Varela, R. (1 de Febrero de 2018). Sí aumentan los precios de las tarjetas gráficas por las criptomonedas. El Español. Recuperado de: https://vandal.elespanol.com/noticia/1350703222/asi-aumentan-los-precios-de-las-tarjetas-graficas-por-las-criptomonedas/

Varelo, C. (10 de Enero de 2018). Cómo comprar criptomonedas: Ripple, Tron, NEO, Dash, Verge, Monero, IOTA y otras altcoins. ADSL ZONE. Recuperado de: https://www.adslzone.net/2018/01/10/guia-compra-criptomonedas/

 Vargas, I. (15 de Septiembre de 2017). ¿Cómo comprar y vender criptomonedas? Kraken, Coinbase, GDAX... Y cómo ponerse corto con CFDs. Rankia. [Mensaje en un blog]. Recuperado de: https://www.rankia.com/blog/blockchain-criptomonedas-bitcoin-ethereum/3683026-como-comprar-vender-criptomonedas-kraken-coinbase-gdax-ponerse-corto-cfds

Todos los derechos reservados ®

Escribir comentario

Comentarios: 0

Información

Usted va a contactar con Alberto Escala López

Teléfonos: 954903632 / 664422221

(whatsapp disponible)

Email: info@escalalamparas.com 

 

Dirección

C/ Baños Nº 37, esquina con C/ San Vicente

C.P.: 41002

Ciudad: Sevilla

Provincia: Sevilla

País: España


Únete a nosotros en nuestras redes sociales y estarás al día de nuestros nuevos productos así como ideas de decoración